Cómo crear tu identidad de marca (sin perder el rumbo)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Contenido

Muy bien, está claro que has entendido la importancia de tener una identidad de marca propia y que sabes los beneficios de tenerla.

Estamos seguros de que ya tienes una marca muy chula y muy perfecta pero si estás empezando o si te estás planteando un rebranding (sí, a veces evolucionamos y podemos cambiar el rumbo) te vamos a dar una checklist que seguir para que no te olvides de nada.

Dafo ¿qué?

Lo del análisis Dafo es algo que suena mucho y puede asustar pero no es para tanto.

Se trata de analizarte a ti mismo y a lo que te rodea para saber donde están los puntos en común y apuntar directamente hacia ellos.

  • Fortalezas: lo que tienes de bueno y te diferencia del resto
  • Oportunidades: cambios en tu sector que tu marca puede aprovechar
  • Debilidades: nadie es superman y está bien siempre que lo sepamos identificar
  • Amenazas: cosas de tu alrededor que pueden causarte problemas
 

Si te fijas, las vocales son para lo que te rodea y que, a pesar de no poder controlarlo, tienes que tener en cuenta y, las consonantes, son tu responsabilidad directa. 

Haz un buen uso del DAFO y marca tu rumbo.

Las 7 maravillas

Dentro de las siete maravillas del branding tenemos dos grupos: Tu personalidad y tu identidad visual.

Ambos grupos están intrínsicamente ligados el uno al otro, es un puzle que si pierde una pieza se nota. Y mucho.

No hay una maravilla más importante que la otra pero sí un orden que te ayudará:

El storytelling

No seas como una peli de domingo por la tarde de esas que sirven para la siesta.

Piensa muy bien qué es lo que quieres transmitir y busca a un mago de las palabras que te ayude (o sea, un copywriter). 

No tienes que inventarte nada ni tener una historia de aquellas increíbles y llenas de sorpresas. A veces la historia más sencilla es la que más llega. No tengas complejos de ningún tipo y simplemente cuéntale al mundo quién eres.

El nombre

Pues parece mentira pero hay cada nombrecito por ahí que se las trae.

Es una gran responsabilidad y no es fácil pero hay un decálogo muy útil que te ayudará a no complicarte la vida más de lo necesario:

  1. Claro: Si vendes bambas no te llamarías relojes rodríguez.. ¿no?
  2. Descriptivo: Que capture la esencia, si volvemos a zapatos no hace falta que incluya la palabra zapatos pero podría tener algo relacionado con camino o pasos…
  3.  Memorable: que sea fácil de recordar, hay idiomas exóticos muy bonitos pero si la gente no es capaz de recordar tu nombre mal vamos
  4.  Corto: para que te recuerden y que no se vuelvan locos escribiendo la url 😉
  5.  Sencillo: si es sencillo no se equivocarán al escribirlo y te evitarás perder a gente por el camino
  6.  Moderno: no tienes que ir a la última si no quieres, pero tampoco no hables de fajines o de borceguíes
  7.  Único: no creo que haga falta decir el porqué…
  8.  Atractivo: no tiene que ser atractivo para todo el mundo, tiene que ser atractivo para tu buyer persona, si al resto no les gusta da igual porque tampoco te iban a comprar
  9.  Duradero: que pueda durar en el tiempo, a veces es complicado encontrar el equilibrio entre moderno y duradero pero puedes conseguirlo
  10.  Internacional: ojito con las palabras que tienen otro significado en otros idiomas. ¿Recordáis el Mitsubishi pajero? Pues eso

La voz de tu marca

Encuentra tu manera de expresarte. 

Esto no quiere decir que tengas que ser serio o que tengas que ser gracioso, debes encontrar el tono con el que te sientas a gusto porque va para largo.

No puedes ir cambiando el tono según tu estado de ánimo, tu tono va más mucho allá de cómo te hayas levantado y de la temporada del año. Sé consistente y te reconocerán en él.

El logotipo

No quieras ser Picasso o Michelangelo.

Tu logo tiene que ser sencillo, claro y tener relación con lo que haces. Una vez más, no quieras inventar la rueda, si te fijas en los logotipos de las grandes empresas internacionales no encontrarás cosas extremadamente complicadas.

No te enfurruñes con que tenga letra o tenga un dibujo o tenga un dibujo y letra.

En esto también hay modas así si estás pensando en un nuevo logo échale un vistazo a las tendencias de 2020.

Los colores

No es solo que sean una importante fuente de información, es que encima ¡transmiten emociones!

Una mala elección en tu paleta de colores puede hacer mucho daño:

La tipografía

El tipo de letra que escojas representará tu marca y ante la duda busca una que sea sencilla y que se lea bien.

La cursiva es muy mona pero si es un texto largo se hace pesada y si son fuentes muy gruesas acabarás con sensación de empacho.

¿Quieres truquitos? Aquí puedes encontrar unos cuantos

Las fotos

Blanco y negro, fotos al natural, tres millones de filtros… puedes hacer lo que quieras pero que tenga coherencia.

Si todas tus fotos son en tonos naturales no empieces de repente a pasarle 8 filtros y a darle brillitos porque se haya puesto de moda.

Tú eres tu imagen y tus imágenes son tu identidad así que no quieras ir de instagramer en todas tus fotos. 

Ojo, que si todas tus fotos tienen mil filtros adelante con tu identidad pero ojito con las devoluciones.

Conclusión

¿Verdad que si quieres leer algo no te compras un libro en chino? Que tu imagen de marca sea muy clarita y muy tú, puedes inspirarte en lo que te rodea pero no pierdas esa chispa tan tuya.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin