¿Cómo se hace la ropa?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Contenido

Que en la variedad está el gusto, que sí que muy bien.

Pero entre el fast fashion y los poderes del hada madrina de cenicienta parece que hayamos olvidado lo que cuesta hacer una prenda de ropa.

Pero…

¿Cómo se hace una prenda de ropa?

Pues se hace pasito a pasito, suave suavecito… ai que se nos va la mente a las vacaciones. Aunque no íbamos del todo desencaminados.

El diseño

Lo primero es lo primero, ¿o no?

Aunque parezca mentira antes de diseñar se estudia el tejido. Cada año hay ferias exclusivas de tejidos y complementos para la ropa (no hablo de bolsos y zapatos que conste, más bien de cremalleras, botones, ornamentos…) a las que todos los diseñadores acuden en busca de inspiración.

La elección del tejido puede condicionar, y mucho, el diseño de la prenda. 

Y cuando ya tienes la mesa a rebosar de trocitos de tela llenos de colores y texturas ya puedes coger el lápiz y el papel y ponerte a crear. 

Hay quién usa directamente el ordenador para diseñar pero queda más romántico el momento trazos en un papel en blanco, ¿no crees?

El patrón

Cuando el diseñador tiene el diseño en la cabeza y lo ha plasmado en un documento entra en juego la figura del patronista.

No creas que es algo fácil. Por si no te habías dado cuenta el cuerpo humano muy recto no es y hay que convertir un diseño bidimensional en algo tridimensional. No sé si alguna vez has visto un patrón pero si no estás acostumbrado puedes sorprenderte de la prenda que saldrá de él. 

Y como una imagen vale más que mil palabras:

Encontrar un buen patronista marcará la diferencia en el porte de cualquier colección

Los patronistas se especializan mucho, no es lo mismo la ropa de niño, que la moda de baño o que los disfraces de carnaval y quien mucho abarca…

Hay varios programas informáticos que ayudan en todo lo referente a lo cálculos. Son como una brújula que te guía pero que necesita de un ojo experto para las correcciones.

Piensa que del patrón se corta directamente la tela para realizar las primeras muestras y no está el patio como para andar desperdiciando metros de tela.

El escalado

El escalado es la manera técnica de llamar a las diferentes tallas de una misma prenda. 

Lo primero es crear la talla 0 como referencia. No os penséis que se hace a lo loco (bueno, si te pilla el toro y hay que presentar colección a veces sí). Idealmente se corta la talla 0 que suele ser la misma talla del muestrario, en España se suelen usar la 38 o la S como referencia, aunque depende mucho de la marca.

Una vez hemos cortado y montado la primera pieza de muestrario y visto los retoques se corrigen los detalles en el patrón de la talla 0 y ya podemos preparar el escalado.

Pero, ¿cuál es la diferencia en centímetros de una talla a otra?

Esto puede variar un poco en cada marca pero el estándar suele ser unos 4 cm.

Y no sólo puede variar entre marcas, también dependerá del producto. No en todos los productos se puede usar la marca de 4cm ya que podría ser demasiado. Este margen puede cambiar dependiendo de la cantidad de tallas que se tengan, de si la prenda es para niño o para adulto, de la elasticidad del material…

Vamos, que fácil y rápido, no es.

Ah, y no olvidemos que los cambios de talla no sólo reflejan el cambio a lo ancho sino también a lo alto.

El fitting

Nuestros modistas ya tienen el diseño listo, el tejido seleccionado y cortado, las tallas escaladas y las piezas montadas.

Llega la hora de la verdad.

Hay que probar las prendas y pulir los detalles. Por mucho que la informática nos ayude con los patrones no hay nada como coger a una persona, vestirla y ver cómo queda.

Esto puede que afecte no sólo al escalado sino al diseño de una prenda. 

A veces una idea es maravillosa en papel, en pc y en una talla X pero cuando la escalas a tallas más pequeñas o más grandes puede dar problemas y toca retocar tanto el escalado como el modelo en sí.

Et voilà

¿A que ahora no te apetece tanto criticar a las marcas de ropa?

Un buen trabajo de patronaje hará que sea más fácil encontrar tu talla y que todos los modelos de una colección sean coherentes.

Que las prisas no son buenas no es nada nuevo ¿por qué se las queremos dar a la moda?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin