La operación bikini: tener un cuerpo y escoger un bikini

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
operacion bikini

Table of Contents

Después de años entendiendo mal las tallas y dejando que nos gobiernen, hemos cambiado hasta las estaciones del año. 

En el cole te hablan de primavera – verano – otoño – invierno, pero en tu cabeza adulta suena algo parecido a:

“operación bikini – mete tripa al levantarte de la toalla para ir al agua – ai que bien que vuelve el fresquito – ojo con los polvorones que engordan.”

¿O no?

Tallas, estereotipos y neuronas de vacaciones

operacion bikini

Todos tenemos una neurona que parece estar siempre de vacaciones y acaba creyéndose eso de que una talla nos define.

¿Qué tal si dejamos los estereotipos a un lado?

La operación bikini mal entendida es un peligro a todos los niveles y, aún así, cada año vemos las típicas noticias y publicaciones de “adelgaza rápido para la operación bikini”,12 trucos para lucir perfect@ en la playa”….

Ojalá me dieran el truco para no acabar rebozada en arena que eso, sí es importante.

En un momento de la historia se decidió que la talla 38 era mejor que la 40, pero hoy en día hasta la 38 parece ser demasiado.

Ni hay una talla perfecta ni hay medidas perfectas. 

Es por eso que trabajamos a fondo las medidas tanto de las prendas y sus patrones, como las de nuestros queridos testers. Esas personas reales y valientes que han decidido dar un paso más y ayudarnos en nuestra misión de cambiar las cosas.

Estudiamos el cuerpo y sus medidas porque nos apasiona la moda y queremos poner a la talla en su sitio. En el de informar, no en el de juzgar.

Así que hoy nos da por revelarte los trucos de la operación bikini, la de verdad.

Operación bikini, la de verdad

operacion bikini

En la misión secreta de desbancar los mitos erróneos de la operación Bikini, el investigador Naiz Brain se pone en marcha para darte los trucos definitivos de la operación bikini.

  • Escoge la playa o calita que quieres visitar
  • Cuida de tu alrededor comprando bañadores de poliamida reciclada
  • Busca marcas de proximidad o con las que te identifiques con sus valores
  • El bikini, bañador, trikini, bermuda… tiene que ser cómodo, no eres un maniquí y en algún momento u otro querrás moverte
  • Usa la recomendación de tallas si pruebas una marca nueva y recuerda: la talla solo es información
  • Mucha crema solar, pero ojito con los componentes que hay algunos químicos que son muy malos para peces y algas
  • Llévate agua y fruta que hidratarse es importante y fijo que te entra hambre en algún momento
  • Un buen libro o un mazo de cartas siempre van bien para el pre o post siesta playera
  • Gafas de sol para que tus amigos vean que te has dormido
  • El helado de la tarde no puede faltar

Ah, y no más fotos en la orilla poniendo morritos y metiendo tripa, por favor. ¿Nos hemos dejado alguno? 

Mundo mundial, si nos pasamos el año esperando el verano, ¿por qué nos lo amargamos enfocando mal la operación bikini? 

Que todo el drama de este verano sea escoger a qué playa ir.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin