Cada prenda con su tela

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Es lo mismo fibra que hilo?, ¿Qué tipos de tejido hay?, ¿Es lo mismo tipo de tejido que composición?

A ver, vamos pasito a pasito, suave, suavecito que hay mil detalles a tener en cuenta para acertar en la elección del tejido para tu próxima colección

Cada prenda con su tela no vaya a ser que el punto se relaje y te modifique el look de la colección sin previo aviso.

De la fibra al hilo

La fibra no es más que la materia prima que se usa para fabricar los hilos y hay tres tipos de fibras: naturales, artificiales o sintéticas.

Hay muchos factores que tener en cuenta antes de escoger una fibra u otra: tu compromiso con el entorno, el tipo de hilo que buscas, el clima en el que se va a usar, los colores, el tipo de prenda… No te quedes en la superficie, indaga de dónde vienen las fibras y cuáles son sus características.

El hilo lo componen fibras entrelazadas entre sí. El grosor y la composición del hilo marcarán el comportamiento de los tejidos así que ojito con escoger hilos muy finos para chaquetas  😉

¿Es lo mismo tela que tejido?

Hoy en día se usan como sinónimos, da igual si decimos tela o tejido que nos van a entender.

Si nos ponemos puristas podríamos decir que tejido se limitaría al tipo de proceso usado para crear el producto final que sería la tela, pero puedes estar tranquilo, nadie te echará a los leones por esto.

Pasando por el telar

La mayoría de tejidos nacen en los telares que entrelazan los hilos hasta conseguir la estructura final. Si te paseas por Pinterest verás que se puede tejer con las manos o volver a probar con los bolillos de toda la vida, pero quizás sea mejor dejarlo como un hobby.

Un tejido está compuesto por hilos transversales que reciben el nombre de trama y por hilos longitudinales llamados urdimbre.  Una lanzadera que cruza el telar de lado a lado a velocidades veritiginosas se encarga de darle la densidad a nuestro tejido.

Características:

  • Urdimbre: es el elemento que sostiene la tela y sus hilos son más gruesos y retorcidos 
  • Trama: es de un hilo menos noble y no tiene un aspecto tan glamuroso.
 

 

Tipos de tejidos

Existen varias maneras para clasificar los tejidos, todas ellas muy válidas pero hoy vamos a clasificarlos por cómo se han fabricado que, al fin y al cabo, es la más común.

Tenemos varias opciones dependiendo de cómo se mire, pero vamos a ir al grano con los dos grandes grupos: Plana y Punto.

Los tejidos planos están compuestos por hilos horizontales y verticales que se entrecruzan entre ellos, todo muy geométrico.

Los tejidos de punto están compuestos por un hilo contínuo. ¿El típico jersey que te hizo la abuela de pequeño? Pues eso mismo. Del grosor del hilo dependerá el uso que le vayamos a dar, no son lo mismo unos calecetines de invierno, unos pantalones o una camiseta para el verano.

La dirección en la que se teje el punto nos dará mayor o menor elasticidad, si el punto está tejido horizontalmente será más elástico que si lo tejemos verticalmente. Ojito con la relajación del punto que puede ser muy traviesa.

Bonus

Por un lado tenemos una plana más elaborada que se suele usar para pasamanerías, cintas o cordones que consiste en un cruzado de al menos tres hilos en la urdimbre consiguiendo un tejido diagonal.

Y, por otro lado, un cuarto tipo formado por las telas caladas como tules, gasas o encajes. A este grupo también se le puede llamar tejido triaxial porque sus componentes se cruzan en tres ejes diferentes.

¿Cuál es el mejor tejido para cada prenda?

Aaaamigo. Esta es la gran cuestión.

Cada prenda tiene su qué y por muy bonito, suave u original o innovador que sea un tejido puede que no sea el más adecuado para la prenda que tienes en mente.

Opciones tienes mil pero lo más importante es tener en cuenta detalles como:

  • Elasticidad
  • Dirección del tejido
  • Gramaje
  • Relajamiento del punto (esto es vital)
 

Esta información está a tu disposición y la tienen todos los proveedores. No siempre está a primera vista pero es importante que la pidas para poder escoger con todas la cartas encima de la mesa.

No te relajes y aprovecha de la barra libre de preguntas a tus proveedores antes de decidirte por un tejido u otro. ¡Mejor tener la información y no necesitarla que necesitarla y no tenerla!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin