Oversize: que no te engañen con la talla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Estamos de acuerdo en que el nombre puede engañar, pero cuando uses una prenda oversize no tiene que parecer que vayas de prestado.

No se vale con robarle el jersey o los pantalones a tu primo ese tan alto o ir a la tienda y comprarte la talla más grande que haya. Por poder puedes, ojo, cada uno es libre de vestirse como quiera pero te aseguro que más que a ir a la moda irás un poco… como decirlo finamente… modo espantapájaros.

El oversize tiene su propia talla y es la tuya sea cual sea, ni más, ni menos.

Los raperos de los 90 con esos tejanos inmensos y los calzoncillos al aire combinados con camisetas dignas de jugadores de la NBA no son precisamente un ejemplo a seguir. Eso, amigo mio, no es oversize, es pasarse de largo con la talla.

¿Qué es el oversize y cómo se lleva?

Por allá por 1920 con un escenario mundial un tanto crítico la moda evolucionó de los corsets limitantes y ceñidos hacia prendas anchas y cómodas. Hola oversize, adiós marcas de costuras en la piel.

El oversize es una tendencia que ha ido yendo y viniendo desde que nació, hay gente que le atribuye el mérito de su creación a Giorgio Armani pero, a pesar de que somos muy fans de Giorgio, esto ya venía de antes. Digamos que no lo inventó pero indudablemnte contribuyó a que se extendiera la tendencia, a que pasara de las calles a las pasarelas.

Este estilo, como todos, tiene sus trucos y sus “reglas”:

  •  Puedes combinar más de una prenda oversize pero no te pases, 2 es el número mágico si no quieres perderte entre tus prendas.
  • Juega con los dobladillos en pantalones y mangas para darle un rollito más cool (si cabe)
  •  El oversize lisito o con estampados finos, nada de estampados muy grandes que dan más volumen al look y con el oversize ya tienes bastante.
  •  No busques tallas más grandes o más pequeñas, la tuya es la que toca ya sea oversize, skin fit o loquesea fit.
 

Pantalones, sudaderas, jerseys, camisetas, crop tops… todas las prendas aceptan un toque oversize siempre y cuando estén bien hechas y no se te vaya el over de las manos. Cómo olvidar esa bufanda de Lenny Kravitz…

¿El combo perfecto? Combina prendas oversize con otras más ceñidas o mini complementos.

Ah, y el oversize no es exclusivo de la moda femenina ni mucho menos. Ellos también tienen un montón de opciones. Lo que sí es cierto es que las preocupaciones a la hora de decidirse o no por esta tendencia cambian entre hombres y mujeres. Mientras a ellas les crea duda el volumen que les pueda «añadir», a ellos les puede preocupar parecer más pequeñitos de lo que realmente son.

El tamaño sí importa

Una vez más acertar con la talla es importante, no busques una XXL si normalmente llevas una S porque el efecto puede ser desastroso.

Las prendas oversize están diseñadas con ese propósito y los patrones se estudian detalladamente para tener ese efecto manteniendo las proporciones lógicas de cualquier prenda. Los hombros tienen que estar en los hombros y las cinturas donde toca. Si compras una talla que no es la tuya las mangas se verán desproporcionadas y la caída de la prenda será un desastre.

Evita que te tengan que decir aquello de: “Ui que mono ese jersey pero te queda un poco grande, ¿no?”

Estas cuatro palabras son la clave: Ancho no es grande.

Sí se puede acertar con la talla en el oversize y, si decides añadir alguna prenda de este estilo a tu colección, puedes ayudar a tus clientes a que luzcan el oversize a su medida con una buena recomendación de talla.

Que no te engañen, el oversize tiene talla. Si con una talla más pequeña no estarías cómod@, ¿por qué deberías estarlo con una más grande?

Estudia tus patrones, recomienda la talla que toca y a lucir una de oversize con estilazo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin