¿Qué es la moda sostenible?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Contenido

Sostenible, eco, bio, slow, conscious… hay un tal follón de nombres y de conceptos que ha llegado el momento de poner un poco de orden.

No es cuestión de ser extremadamente puristas, que no va mucho con nosotros, pero hay que saber diferenciar entre una cosa y otra que luego hay malentendidos y eso sí que no nos gusta nada.

Hay muchos conceptos relacionados con la moda sostenible y vale la pena ponerse un poco en situación para saber cuáles son las diferencias y saber el porqué de las cosas. Que si no andamos de un lado para otro como pollos sin cabeza y tampoco es el caso.

La precuela

Armarios sin fin, ropa low cost y cuanta más mejor.

La moda es algo que está en constante evolución (y menos mal) pero hay que reconocer que se nos había ido un poco de las manos.

La obsesión por seguir la moda sea cual fuera y por vender más ha acabado con armarios repletos de ropa de poca calidad, con fábricas en las que las condiciones laborales son muy muy dudosas o inexistentes y con millones de toneladas de ropa que acaba siendo destruída al no venderse.

Esto, amigo mío, es el fast fashion.

El fast fashion

Si normalmente había 2 colecciones al año: primavera-verano y otoño-invierno con el fast fashion estas colecciones se han multiplicado hasta la saciedad.

El objetivo es diseñar y fabricar como churros para bajar precios de coste, atiborrar las tiendas de ropa nueva cada mes para forzar a los consumidores a comprar sin medida y sin pensar gracias a agresivas campañas de marketing y a precios ridículamente bajos.

Hay un concepto que lo describe perfectamente: la moda desechable.

La moda de usar y tirar, hemos llegado al punto que no importa si un producto te dura unos lavados porque, al fin y al cabo, te ha costado 5€. Eso no es moda, es taparse con algo que has comprado de manera compulsiva y que tal como te gusta, deja de gustarte. Y como te ha costado poco… pues lo tiras.

Bajo el lema comprar más usar menos se ha forzado tanto la máquina que se ha perdido completamente el norte. Solo en España el 90% de la ropa que se desecha acaba en el vertedero, o sea, más de 800.000 toneladas de materiales textiles que se han ido directamente a la basura.

Si ya nos ponemos a calcular todos los recursos que se han usado para fabricarla…

¿Es que nos hemos vuelto locos?

La moda sostenible ¿Cuándo? ¿Dónde?

Es difícil ponerle un pistoletazo de salida a la moda sostenible. Si lo pensamos bien es hacer un back to basics y volver a lo de antes.

Antes nadie no había ropa sostenible ni ropa desechable, uno tenía dos o tres trapitos que iba aprovechando hasta que se rompían. Una vez rotos se zurcían y se usaban hasta que realmente no daban más de sí.

Está claro que ni tanto ni tan poco, pero traerle un poco de equilibrio al mundo de la moda no está de más.

Algunos comentan que la moda sostenible empezó con el slow fashion de Kate Fletcher o con el Fashion revolution day que surgió tras el derrumbe de un edificio de 8 plantas en Dacca el 24 de Abril de 2013 causando la muerte de más de 1000 trabajadores.

No es tan importante saber exactamente cuándo o dónde, lo realmente importante es buscar ese equilibrio para que la industria de la moda sea un poquito más consciente y no volver a hábitos que son dañinos con ella misma y con el planeta.

¿Qué es la moda sostenible?

La moda sostenible es un todo. No es usar un material u otro, no es tener etiquetas hechas con materiales reciclados… es todo esto y más.

Para que una colección sea realmente sostenible hay que empezar desde el principio y tener en cuenta muchos detalles:

  • Qué tela vamos a usar y de qué está hecha

  • Si está teñida, qué proceso se ha utilizado

  • Dónde la vamos a comprar y dónde vamos a fabricar para reducir al máximo el transporte

  • Cómo aprovechar al máximo el metro de tela a la hora de hacer el patrón

  • Quién la va a coser y dónde

  • Etiquetado y embolsado

Pero si nos preocupamos de todo esto y después imprimimos miles de catálogos en papel o no cuidamos el uso de la electricidad en la oficina o cómo llegamos a ella volvemos a perder el foco.

En sí la moda sostenible es aquella que se preocupa por el impacto medioambiental, social y económico.

Porque entre coser el mismo roto ocho veces y tener ocho pantalones que no usas hay un universo. Compra de manera responsable y busca el equilibrio entre cantidad y calidad, tu armario y el planeta te lo agradecerán.



Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin