Que no se te encojan los márgenes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
proteger margenes moda

No todo se mide en centímetros.

Los márgenes de la moda no han parado de encoger en los últimos cinco años y ya es hora de decir basta.

Y no es que hayan pasado por la lavadora en el programa que no tocaba. Es que la competencia, el incremento en el precio del transporte, los altos precios de publicidad, los cambios en el consumidor… han recortado en 1.66 puntos los márgenes de los grandes de la moda.

Si te fijas ni he mencionado cierta pandemia, esta tendencia a encoger ya venía de antes.

Cómo ha encogido el margen bruto en la moda

Antes de buscar soluciones y alternativas hay que ponerse en situación.

Alvarez&Marsal ha elaborado un estudio muy completo analizando la evolución de los márgenes en los últimos años.

La estimación es de una caída del 3,2 % para 2025. Que no es para tomarse a la ligera.

El primer trimestre de 2020 fue un duro golpe para el sector de la moda, no es novedad que se compró mucho menos y que la gestión de stock fue un verdadero reto para todos. 

La pandemia no fue quién encogió los márgenes, pero aceleró la caída de retailers y pure players por igual.

A pesar de que cada uno de los grandes grupos de la moda a nivel internacional tenga sus propios márgenes, la media bajó del 43 % al 41,77 %.  H&M y Gap han sido los que han tenido caídas más importantes llegando a lo 2.25 puntos.

Los grandes de la moda se han reinventado para capear con esta situación reestructurando proveedores e incluso replanteando el número de tiendas físicas y fomentar la venta online.

Pero, ¿qué pasa con las marcas más pequeñas?

Mientras los grandes gigantes pueden tener un colchoncito o recursos para reducir por otras partes, las marcas más pequeñas tienen menos margen de reacción. (En todos los sentidos)

Cómo proteger tus márgenes

proteger margenes moda

Olvídate de reducir costes a base de materiales baratos o proveedores dudosos. Eso es una chapuza, vamos, pan para hoy y hambre para mañana.

Ojo, que subir precios porque sí, tampoco es buena idea.

Busca qué es lo que afecta a tus márgenes más allá de tendencias y rebajas y a por ello

Hay dos clásicos en la moda que si se le pone un poco de mimo protegerán tus márgenes como gladiadores.

  • Devoluciones 
 

No es ninguna novedad. Hay tantos costes derivados de una devolución que hasta hicimos un ebook sobre ello. Si no lo has leído, descárgatelo aquí que encontrarás detalles interesantes y soluciones que te ayudarán

¿Algún spoiler? Por supuesto.

Una devolución tiene un coste mucho mayor del que parece, impacta en tu cliente, en la economía y en el medio ambiente.

Si al arrepentimiento de compra que supone entre un 2% y un 4% de la facturación total de tu ecommerce le sumamos el 25% habitual de devoluciones…

¿Estás dispuesto a que el 30% de tus ventas se conviertan en devoluciones? 

Pon un toque Naiz en tu ecommerce de moda y verás como ese % se reduce.

  • Exceso de stock
 

La planificación es una ciencia complicada y digna de la combinación entre el ordenador más potente y la mejor bola de cristal.

¿Lo más difícil? 

Que a veces el problema se esconde detrás de una talla concreta, del fitting de cada prenda o de un botón que puede resultar difícil de alcanzar influyendo en las ventas de la prenda. Tener montañas de ropa en el almacén nunca es bueno. 

Ai el probador, poco lo tenemos en cuenta y mucho nos puede contar.

¿Cómo podemos tener orejas en el probador y que nos cuente sus secretos?

Pon la oreja y recupera tus márgenes

Con tanta red social,  herramientas de seguimiento, de fidelización, experiencia de cliente… Recibimos cientos de datos de los clientes, peo nos falta algo importante.

Cuando un producto no se vende asumimos que no ha gustado. Pues hay mucho más.

El ancho de la manga puede ser estrecho en comparación a la camiseta en sí, una prenda puede ser preciosa pero complicada de poner, el equilibrio entre cintura y cadera puede estar ligeramente descompensado… y podríamos estar así hasta mañana.

En Naiz tenemos una arma secreta que podemos compartir contigo si te portas bien. Los testers.

Un ejército de amantes de la moda listo para probarse las prendas de tu colección. 

Combinando los datos de las prendas y los patrones con los datos de gente real convertimos recomendaciones de talla en aciertos.

Eso ya lo sabías (o deberías). Lo que quizás no sabías, es que cuando se prueban las tallas también comentan las prendas y cómo se sienten en ellas más allá de la talla. 

Una vía directa con quién vestirá tus prendas y lo que opina sinceramente. Una opinión que no tiene la influencia del precio, de una oferta, de las prisas en el probador al saber que hay cola o de una buena o mala experiencia en la entrega.

Aquí está la clave. 

Si cuando la talla se adapta al cuerpo (y no al revés) se reducen las devoluciones y mejoran los tickets medios, imagínate todo lo que pueden hacer estos detalles por tus previsiones y próximas colecciones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin