La moda en 2020 y lo que se viene

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tras una década de muchos cambios el 2020 ha sido, sin duda, el año de la revolución de la moda a todos los niveles.

Que si las zapatillas han vuelto para quedarse, que si están de moda las prendas unisex, el oversize o el crochet… han cambiado mil cosas pero está claro que la pandemia ha revolucionado cómo entendemos la moda y dónde la compramos.

Si a principios de pandemia hablábamos de la nueva era del retail ahora toca analizar un poco el 2020 para sacarle el máximo partido al 2021. Que, pobre, llega cargadito de expectativas.

El confinamiento de la moda

El pijama, el chándal y las zapatillas de estar por casa han sido el look oficial de 2020.

Que levante la mano quien no haya hecho una reunión de zoom con la camisa mona y los pantalones del pijama. Me da que, en esto, nadie está libre de pecado.

Bromas a parte, cada semana de cierre de tiendas por las medidas de prevención ante el covid-19 ha supuesto pérdidas de entre 250 y 300 millones de euros para los comercios de moda.

Que no son moco de pavo.

A principios de la pandemia el Índice de Producción Industrial de moda llegó a caer hasta en un 80%. En Julio se empezó a ver la luz con un crecimiento del 1,4% pero está claro que el consumo de moda en 2020 bajó.

Y no es solo porque las tiendas estuvieran cerradas, es que no hemos necesitado tanta ropa al estar encerrados en casa.

Se podría decir que lo de antes muerta que sencilla para bajar al supermercado no ha calado.

Exportando la moda

Aqui tampoco tenemos muy buenas noticias.

Con el mundo paralizado y el foco en apoyar en lo posible al comercio local, las exportaciones no han sido de gran ayuda para las grandes marcas.

Según Statista el retail de moda en Europa ha caído un 43% en general y, si nos centramos en las exportaciones, se registró una bajada del 32%.

Si nos centramos en el mercado español el batacazo ha sido importante con un -74% de exportación de moda española. Las exportaciones a Italia o Marruecos son las que han sufrido más el golpe pandémico mientras que en Alemania lo español parece estar de moda, ¡solo han caído un 6,7%!

El Ecommerce al rescate

Pero que no cunda el pánico.

Sí hay una mayor consciencia de lo que gastamos y dónde lo gastamos pero las ventas online de moda han salido al rescate. Aún no podemos decir que hayan podido equilibrar las ventas perdidas en las tiendas físicas pero estamos en el buen camino.

Dentro del mundo del ecommerce puede ser que la moda fuera la que más dudas causara en el pasado pero (ya era hora) los consumidores están evolucionando a pasos agigantados.

Uno de cada cinco consumidores ha buscado moda en Internet o visitado tiendas online durante el confinamiento.

El Black Friday

Podemos estar a favor o en contra de las campañas agresivas de descuentos para el Black Friday pero está claro que este año ayudó a muchas empresas a recuperar un poquito de todo lo perdido.

Los descuentos siempre animan las ventas y los datos de 2019 que afirman que el 61,4% de las prendas que se compraron online fueron con descuento dcien mucho. Miedo me da ver los datos de 2020 cuando salgan.

Pero aquí somos muy de vaso medio lleno y si nos fijamos en el crecimiento de las ventas online de Moda Hombre vemos que hay luz al final del tunel.

Y no es que veamos el vaso medio lleno porque sí, es que hemos preparado un estudio detalladísimo de las ventas de moda en España durante el Black Friday que no tiene desperdicio y encima basta con que cliques aquí para ver todos los datos sin tener que pasar por el típico funnel.

¿A que somos majos?

Rompiendo barreras

La mayor preocupación a la hora de comprar moda online es, oh, sorpresa, el fitting y la talla. No es solo que la gente dude, es que tiene miedo a equivocarse y que su compra acabe en una devolución.

Según el informe anual de moda.es casi tres de cuatro compradores de moda online ha realizado al menos una devolución en sus compras.

¿La buena notícia? 

Que (y no es por hacer autobombo) con un buen recomendador de tallas matas dos pájaros de un tiro: el consumidor confía más en su elección de talla y convierte mejor reduciendo al máximo las devoluciones.

Ni caso a Filomena, el año ha empezado fresquito pero que no se te congelen las ideas, sigue con tu plan y si necesitas una ayudita para recomendarle las tallas a tus clientes ya sabes. Aquí estamos 😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin