The fast, the furious and the Live Shopping

live shoppng

Table of Contents

Live Shopping o el: Ai nena que me lo quitan de las manos.

Que sí, que le podemos dejar el nombre en inglés que suena más bonito y más pofesioná, pero al fin y al cabo es la técnica de ventas más vieja del mundo.

Crear urgencia.

Todo empezó con la señora en la puerta del mercado con aquello de “me lo quitan de las manos”, es decir, si no compras ahora: te quedas sin. Pues el live shopping es la versión pa modernos.

Es una mezcla entre la evolución de la teletienda y la digitalización de la señora del mercado.

¿Qué es el Live Shopping?

La definición clara y directa, muy estilo Naiz, es: un influencer que hace un directo en sus redes sociales para vender un producto.

Para más detalles te dejamos el link de un vídeo de Juan Merodio que lo explica mu, mu bien.

Si le damos un poco de historia resulta que esto lleva funcionando en Asia desde 2016 cuando Alibabá lanzó TaoBao Live que, básicamente, era conectar una transmisión online en directo con un ecommerce donde los consumidores se volvían espectadores y al revés.

En 2016 se empezaba a cocer lo que en 2018 supuso 15.000 millones de dólares en venta y, tras el bichejo este de las mil variantes, se ha convertido en el 20% de la cuota de mercado en China. En 2020 hubo 600 millones de usuarios que compraron a través del live shopping solo en China.

Ahí lo dejo.

¿Que quieres más cifras?

Dos influencers chinos facturaron 8.2 mil millones de dólares en un solo año, se vendieron 100 Mini Cooper en 4 minutos a través de WeChat y 15.000 pintalabios en 5 minutos.

Aunque sabes que la cosa va en serio cuando Amazon, Google, Facebook (meta o como quieras llamarle) y Tik Tok se ponen de acuerdo en algo. Y no lo digo yo, lo dice Forbes 😉

Que esto ya no es exclusivo del rey del made in, que ya está funcionando (y mucho) en Estados Unidos y está llegando a Europa.

El live shopping, la moda y la recomendación de tallas

live shopping

Cosmética, electrodomésticos, coches… ¿y la moda para cuándo?

Bueno, algunos ya han empezado a hacer sus pinitos en el live shopping y otros, como la firma italiana Patrizia Pepe, le han dado una vuelta más chic lanzando un servicio de personal shopper online

¿El live shopping tiene futuro en la moda o saltaremos directos al metaverso?

Difícil pregunta y aún es pronto para sacar conclusiones.

Hay un par de detalles que pueden complicarlo un poco. Así como otros productos los coges, los pones delante de la pantalla y los explicas, la ropa que haces ¿te la pruebas?

Entonces más que live shopping sería casi soft porn. A no ser que tuvieras todo un desfile montado solo y exclusivamente para la sesión… 

Luces, cámara, acción, maquillaje, peluquería, ¿vale la pena invertir todo ese dineral?

Si eres como la influencer china que vendió los 100 minis en un momento, claro que sí, pero ¿qué pasará con las devoluciones? ¿Podrías recomendarle la talla a los clientes en directo? 

Que la urgencia que crea una promo en directo puede convertir muy bien, eso lo sabemos, pero antes de lanzarte a lo fast and furious y darle la live shopping, analiza bien los detalles por si acaso. 

No vaya a ser que te encuentres con un buen marrón. 

Que si ya sabes como se ponen las devoluciones post rebajas, imagínate qué puede pasar si solo tienen unos segundos para decidir qué comprar. A ver si se olvidan de  usar la recomendación de tallas y te la lían con las devoluciones.