Un día como Tester

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
cual es mi talla

Table of Contents

Una cosa es imaginar algo y otra muy diferente es vivirlo.

Desde siempre hemos tenido experiencias en los probadores que son muy mejorables. El incansable baile de tallas, las dudas, las frustraciones…

Es por eso que nació Naiz Fit, para poner su granito de arena (o monolito entero) y encontrar una nueva manera de entender la moda. Una que te devuelva las ganas de entrar en un probador.

¿Cómo? 

Estudiando a fondo tanto las prendas en sí como los cuerpos que las llevarán. El equilibrio entre el mundo de los números y la inteligencia artificial con el de la gente de carne y hueso.

Y como nada se explica mejor que viviéndolo, llegó el día en el que presté mi cuerpo a la ciencia convirtiéndome en Tester.

¿Qué es un Tester?

Por si te perdiste el artículo en el que te presentamos nuestra Testers Community te hago un resumen rápido.

Todos podemos ser testers, basta con tener un cuerpo y tener ganas de cambiar las cosas. Seguro que tú también te has encontrado con problemas para encontrar tu talla. 

¿Por qué?

Porque no todo es cuestión de números y el fit influye mucho en la talla y eso no es algo que se mide, es algo que se siente.

Los primeros pasos

Como buena tester primeriza me registré en la web de la comunidad para que me pudieran tener en cuenta en los eventos que se realizaran en mi ciudad.

Y llegó el día, un martes por la mañana recibí un mensaje en el que se me invitaba a participar de un test en Barcelona. En este mensaje encontré todos los detalles de marca, localización, fechas  y posibles horarios para poder buscar el hueco que mejor me iba.

¿Quieres recibir ese mismo mensaje y que empiece la aventura de perderle el miedo al probador?

La presentación

Antes del día de la prueba todos los testers conocen a nuestra compi Bea. Ella es la maestra de los patrones y de las prendas y se encarga de merdir y pesar a todos los testers, es importante unificar criterios para que los datos sean lo más exactos posibles.

Y menos mal que se hace, yo me llevé una alegría al descubrir que medía un centímetro más de lo que pensaba 😀 aunque hacía mucho que no me pesaba y eso, mejor lo dejamos para otro día…

Tras medirme y pesarme me explicó todos los detalles para usar la App.  

Sí, sí, tenemos una App bien completita y muy intuitiva para que los testers podamos volcar toda la información de cada prenda desde nuestro teléfono y sin salir del probador.

En ella se pueden ver imágenes reales de todas las prendas que pasan por la prueba de testers con las diferentes tallas en las que están disponibles y un espacio para escribir observaciones si hace falta.

La presentación nos llevó unos 10 minutos máximo (el cafecito que nos tomamos luego ya es otra cosa 🤭).

El día D

cual es mi talla

Reconozco que estaba emocionada, nunca había sentido que mi opinión contara en el mundo de la moda y, en ese momento, sentí que sí importaba. Que podía contribuir a mejorar el día de alguien que recibiera una prenda que realmente fuera su talla.

Al llegar al lugar de la prueba estaba todo listo para que empezara la fiesta.

Las prendas con su set de tallas completo y ordenaditas en un burro para las chicas y en otro para los chicos y los probadores a nuestra disposición.

Reconozco que no me suele gustar probarme ropa por aquello de la presión de la talla, pero esto fue toda una nueva experiencia.

 Me fijé en el fit, en la caída de la tela… en todo lo que pudiera para ir dando feedback y que nos sirviera para mejorar la recomendación de talla.

Pero los diseñadores también tienen una oportunidad increíble con la comunidad de testers.

Los beneficios extra para las marcas de moda

¿Cuántas veces has probado una prenda que te gusta, pero hay detalles que son incómodos?

Un botón al que no llegas, un bordado que molesta o un fit que no entiendes.

Y si eres una marca, ¿realmente sabes si una prenda no se vende porque no gusta el estampado o porque hay conflicto entre el fit y la talla? 

Esa información es oro puro. 

Son datos anónimos y objetivos que no están influenciados por una mala experiencia en el probador o por haber recibido a casa una talla que no te queda bien. 

Solo te digo que me dio igual si en algún caso tenía que probarme una talla más, fue como si, por un momento, se hubieran esfumado todas las inseguridades que puede darte una talla porque sentí que estaba contribuyendo a algo más grande.

Una buena recomendación pasa por haber vivido algo, por haberlo experimentado y saber lo que se siente. ¿Quieres ser parte de la revolución del mundo de la moda?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin